Gol de la pulga Messi ante el Atletico de madrid

Debido al parón de la liga española por culpa de la jornada dedicada a las selecciones nacionales y al nacimiento del segundo hijo de la pulga Messi, Leo llegaba al partido contra el Atletico sin haber participado en ningun entrenamiento previo al encuentro.

Debido a ello el entrenador Luis Enrique lo saco mediada la segunda parte del encuentro con el marcador de (1-1).

Pero la pulga estaba destinado a ser decisivo (como siempre) en el encuentro y en el minuto 77 tras una perfecta asistencia de Luis Suarez marco el gol del triunfo.

La pulga Messi marca dos goles contra Nigeria

messi marca 2 goles a nigeria
De nuevo Lionel Messi, con una gran actuación ante Nigeria, volvió a desnivelar la balanza a favor de Argentina, que ganó 2-3 con dos goles del delantero albiceleste para dejar a su equipo en el primer puesto del grupo F con pleno de victorias en los tres partidos de la fase de grupos.

Messi confirmó que es el mesías de Argentina. Es el único de su equipo capaz de hacer algo distinto, de poner una marcha más a un juego plano de una selección que disipa cualquier duda con las actuaciones del jugador del Barcelona.

Sin él, Argentina sería otra cosa. Su entrenador, Alejandro Sabella, declaró el día antes del duelo que hay que quitar presión a su figura porque hay más jugadores que pueden tirar del carro. Pero hoy por hoy, es casi imposible. Sin ningún escudero al lado, Messi tendrá que soportar la presión él solo. No hay otra.

Y es que Argentina tiene dos mediocentros, Javier Macherano y Fernando Gago que apenas aportan creación. El primero, por lo menos da equilibrio defensivo, pero el segundo tiene un ritmo futbolístico cansino. Da muchos pases cortos, al pie, sin profundidad y sin velocidad. Ese es el ritmo de Argentina.

Con una excepción. Cuando coge el balón Messi. Y este miércoles, lo volvió a hacer. Desde el segundo minuto lanzó a sus compañeros y ánimo las gargantas de un estadio que parecía La Bombonera de Buenos Aires. Porto Alegre, frontera con Argentina, atrajo a cien mil hinchas albicelestes. Cerca de 80.000 se quedaron fuera del estadio Beira-Rio.

Pero los que consiguieron un billete gritaron el primer gol de su equipo como nunca. Messi recogió un rechace dentro del área tras un disparo de Ángel Di María que paró Vincent Enyeama para fusilar al portero que fue su pesadilla en el Mundial de Sudáfrica de 2010.
Leer la noticia completa