Messi regresó a Barcelona y se desató la locura!


Leo Messi aterrizó ayer en el aeropuerto de El Prat a las 18.00 horas, tres cuartos de hora más tarde de lo previsto, en vuelo directo de la compañía Aerolíneas Argentinas procedente de Buenos Aires. Llegó con un muy buen color de piel después de casi un mes de vacaciones y con las pilas cargadas tras el mal trago de la eliminación de la albiceleste en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica ante Alemania, el pasado día 4 de julio.

El azulgrana ha podido pasar página estos días y pensar ya sólo en la temporada que le espera con el Barça. Tiene ganas de volver a jugar y afrontar nuevos retos, personales y colectivos. Así lo quiso expresar nada más pisar suelo barcelonés: “Vengo a tope, descansado y con muchas ganas de empezar a trabajar con mis compañeros”, con los que hoy mismo inicia la gira asiática en la que jugará sus dos primeros amistosos después de perderse el disputado en Oslo ante el Valerenga. Messi afronta una campaña en la que está dispuesto a seguir siendo el número uno, reeditando el Balón de Oro y conquistando nuevos títulos con el equipo azulgrana, que aún no sabe si podrá contar o no con Cesc Fàbregas para este próximo curso.

Pendiente de Cesc

La hipotética llegada del de Arenys mantiene en vilo a los aficionados y también a sus compañeros del Barça. Messi espera que todo acabe bien. “Cesc dijo que tenía ganas de venir al Barça pero por ahora no hay nada y parece que habrá que esperar”, aseguró mientras esperaba que le recogiera su coche personal en el parking del aeropuerto.

Al ‘Pulga’ no le asustan los retos y esta temporada se presenta repleta de ellos, como por ejemplo volver a ganar al Madrid con el aliciente extra de que lo dirigirá el controvertido José Mourinho.

Mayor competencia con ‘Mou’

El equipo blanco ya hace cinco días que ha iniciado la pretemporada en Los Ángeles a las órdenes de un técnico que ganó el triplete con el Inter de Milán. Pero a Messi no le preocupa. Confía en la capacidad del Barça para seguir sumando éxitos, aunque no esconde que la competencia será mayor con la llegada del preparador portugués: “Nosotros también empezamos a trabajar ahora y habrá que esperar a ver cómo transcurre todo”. En todo caso, añadió que “creo que esta temporada será tan complicada como la pasada. El Madrid tiene entrenador nuevo y muy bueno, como es Mourinho, y un nuevo modo de jugar. Ya veremos, el año será largo”

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *