Messi logró un triplete en la victoria de Argentina a Suiza (3-1)


Lionel Messi logró un triplete y condujo el miércoles a Argentina a un triunfo 3-1 sobre Suiza en un partido amistoso.

El astro del Barcelona abrió la cuenta a los 20 minutos, marcó el segundo a los 88 y selló su “hat trick” con un penal en los descuentos.

Xherdan Shaqiri, considerado como el “Messi suizo”, igualó transitoriamente por los anfitriones a los 49 minutos.

Messi y Shaqiri podrían volver a toparse este año, si sus respectivos clubes Barcelona y Basilea siguen avanzando en la Liga de Campeones.

Lionel Messi con cuatro goles fulmina al Valencia


Lionel Messi aderezó con un extraordinario póker de goles una de sus actuaciones individuales mas espectaculares en los ultimos tiempos y erigiendose en la figura del encuentro contribuyo a la descomunal goleada que el Barcelona le propinó al Valencia en el Camp Nou (5-1).

Festejando de la mejor manera su encuentro liguero número 200 como culé, Messi se mostró activo, participativo e influyente y frente a un Camp Nou extasiado refrendó su condición de mejor futbolista del mundo marcando los cuatro primeros goles del cuadro blaugrana a los 21, 27, 75 y 85 minutos.

Anclado en estos goles, pero también en una producción que colectivamente fue excepcional, el Barça se sobrepuso a un inicio en el que las dudas parecieron recrudecer y recuperando su fútbol exquisito y preciosista firmó una autentica exhibición.

Muy por el contrario de lo que en la previa se suponía, el Valencia solo logró mantenerse firme durante el primer cuarto de hora, en el que especialmente reforzado por el tempranero y sorpresivo tanto inicial de Pablo Piatti se mantuvo firme y ordenado.

Aunque pocos, fueron minutos en los que el Barcelona dispuso del balón y la iniciativa pero no encontró mucha claridad para aproximarse con peligro, ya que cerrándose muy bien el equipo visitante protegió muy bien su área e impidió filtraciones.

Planteadas las dificultades, lo que increíblemente lo alteró todo fue un error individual de Rami, quien intentando despejar un muy buen centro de Pedro le dejó servido el balón a Messi, quien más atento que todos aprovechó el regalo y goleó a Diego Alves con un toque sutil.

El tanto ejerció de impulsor y sin que el equipo conducido por Unai Emery pudiera asimilarlo el propio Messi se encargó de de anotar el segundo tan solo seis minutos después, culminando con algo de suerte una acción que incluyó un pase al vació espectacular de Andrés Iniesta y un excelente desborde de Eric Abidal.
Leer la noticia completa